Receta para Fondue by Tutusaus

Que si francesa, que si suiza…o incluso alemana. Mucho se ha escrito sobre la procedencia de la fondue y son varias las historias que se cuentan sobre sus orígenes.

Cuenta la leyenda que fueron los pastores y montañeros (sean suizos o franceses) los primeros en calentar trozos de queso viejo no sólo para ablandarlos, sino para preparar así un plato caliente con el que coger calor en los duros inviernos de los valles aislados.

Curiosidades de la fondue

Con el tiempo, alrededor de la fondue se han construido muchos mitos y costumbres, hasta el punto en el que la fondue se convirtió en un medio a través del cual comunicar deseos.

Sí: antiguamente, cuando una mujer dejaba caer un trozo de pan en la fondue, significaba que deseaba que el hombre que estaba sentado a su lado la besara.

Se consideraba de mala educación levantarse de la mesa al acabarse la fondue, ya que era entonces cuando llegaba el mejor momento: la sobremesa y los brandys.

También se decía que con la fondue estaba prohibido beber agua: había que beber vino o té.

Hoy en día, la fondue es sinónimo de buenos momentos compartidos alrededor de la mesa, de cultura gastronómica y de diversión. Porque sí, la fondue, además de deliciosa, tiene ese toque divertido de lo compartido, del buen rollo.

Receta para Fondue

En Tutusaus nos encantan los momentos que se generan cuando hay una fondue sobre la mesa, y por ello compartimos contigo nuestra receta de fondue.


Ingredientes:

- Emmental, Gruyère y Sbrinz

- 1 diente de ajo

- 300 cl de vino blanco seco o Kirsch

- Pimienta blanca

- 1 pellizco de nuez moscada

- 1 cucharilla de harina de trigo


Cómo preparar la fondue:

1. Frota el interior del cazo para preparar fondue con el diente de ajo partido por la mitad.

2. Vierte el vino blanco y cuécelo a fuego lento hasta que hierva.

3. Reduce el fuego y, con una cuchara de madera, incorpora gradualmente el queso rallado.

4. Continúa calentando la mezcla y removiéndola con frecuencia hasta que el queso se haya derretido.


Si quieres, desde Tutusaus podemos prepararte nuestra receta de fondue, para que tú sólo tengas que disfrutarla. ¡Te la llevamos a casa!

Et voilà… ¡Ahora sólo queda saborearla!