LA IMPORTANCIA DE LA D.O: HISTORIA DEL CHEDDAR

La Denominación de Origen Protegida (D.O.P) es una indicación de procedencia de productos cuyas características se deben al medio geográfico en el que se producen. Las Denominaciones de Origen tienen mucha importancia en el mundo del queso desde hace mucho tiempo, aunque no todos los quesos puedan gozar de la D.O.P que merecen.

En el post de hoy, os hablamos de un caso curioso: la relación de la D.O.P con el Cheddar.

El Cheddar y la D.O.P

La historia del Cheddar es apasionante: los primeros quesos de este tipo se elaboraron originalmente en Cheddar, Somerset (Inglaterra). Con las migraciones británicas hacia Estados Unidos de finales del s XVIII y principios del XIX, el Cheddar llegó a USA, país donde, hasta el momento, no tenían tradición de queso. Allí, al llegar, los británicos empiezan a producir el Cheddar tal y como llevan haciéndolo desde hace siglos: quesos cilíndricos de 24kg, envueltos en tela de lino, de aspecto rústico por los mohos exteriores y de pasta dura, ideal para disfrutar como queso de mesa.

583F78AF-4D3B-457E-9D50-6DB8C6EB42E2.jpeg

Los americanos, que estaban en plena expansión e industrialización, se quedaron prendados del Cheddar en el mismo instante en el que lo probaron. Por ello, quisieron adoptarlo, y lo hicieron a su manera: produciéndolo industrialmente, en masa. Ahí nació el Cheddar que se ha popularizado y que se asocia con EEUU: el queso en lonchas de color anaranjado o amarillo oscuro que se pone en las hamburguesas.

Con los años, el Cheddar se hizo el queso más popular de los Estados Unidos, y cuando los británicos quisieron protegerlo con D.O.P Cheddar (haciendo referencia a la localidad de Somerset, donde se empezó a producir), era tarde. El Cheddar había mutado en cuanto a concepto y elaboración, y se había popularizado tal y como lo conocemos hoy en día. Así, los americanos no dudaron en reclamar el Cheddar como un producto propio, y los ingleses no pudieron reclamar la D.O.P Cheddar.

Pero no todo fue una pérdida para los ingleses: aunque no pudiesen conseguir una "D.O.P Cheddar", actualmente existe la West Country Farmhouse Cheddar D.O.P., que reivindica el Cheddar de granja elaborado artesanalmente en el Sur de Inglaterra (actualmente, existen 12 granjas donde este queso se elabora artesanalmente). Aunque como dicen los ingleses, han cerrado la puerta de, establo cuando el caballo ya se había desbocado...

Hoy en día, la gente se sorprende al conocer esta interesante historia, pero mucho más cuando prueban el Cheddar auténtico, el original.

En Tutusaus disponemos de Montgomery’s Cheddar, un queso artesano elaborado con leche cruda de vacas de rebaño propio, en Somerset. Su maduración dura entre 14 y 20 meses, y es un queso de pasta compacta y quebradiza, aunque untuosa al paladar. Su sabor es profundo y afrutado con alguna nota animal a causa del cuajo. Este Cheddar es el más tradicional de todos los que se elaboran actualmente: proviene de una pequeña granja familiar de larga tradición, que sigue elaborando quesos según una receta ancestral y siguiendo un método completamente artesanal y manual, cuya producción es de 10 a 15 quesos al día. ¿Te lo llevamos a casa?